viernes, mayo 04, 2007

Reina Cristina de Suecia

La Reina Cristina de Suecia nació en Estocolmo en 1626. A los seis años sucedió en la monarquía a su padre, el Rey Gustavo Adolfo II, siendo declarada Reina oficialmente al cumplir la mayoría de edad en 1634. Su padre deseaba prepararla para el trono y le dio una educación masculina. De tal modo que Cristina practicaba actividades propias de los hombres de la época, tales como el deporte o la caza, y proclamaba su dificultad para entenderse con las mujeres. Tras la muerte de su padre en combate, cuando Cristina sólo tenía seis años, heredó el trono bajo la regencia de Axel Osenstierna. Gustaba de rodearse con los intelectuales más famosos de su época, entre los que se encontraba René Descartes, que vivió dos años en su corte. Gobernaba apoyándose en los consejos de personajes como Bourdelot, el conde La Gardie, el conde de Pimentel, Tott, etc. La llamaban "la Minerva del norte", por su defensa apasionada de las artes y la cultura, y también fue conocida por otros apelativos como Cristina Wasa, Maria Christina Alexandra, condesa Dohna o Protectora de los judíos de Roma. Además de culta, Cristina era muy sensible e inestable psicológicamente. Se negó a casarse con el príncipe Carlos Gustavo, héroe nacional. Entre los rumores que circularon estaba su presunto enamoramiento con el embajador español en Suecia, el conde de Pimentel, y también la relación íntima con su ayuda de cámara, la condesa Ebbe "Belle" Sparre. Empezó a rumorearse que era lesbiana (aunque en aquella época el concepto de "lesbianismo" aún no se había desarrollado), y ciertamente entre la condesa y la reina Cristina se produjo un constante intercambio de cartas de amor incluso después de que se separaran y la condesa contrajera matrimonio. Entre sus logros más destacados se encuentran la firma del Tratado Greta Garbo interpretando a Cristina de Sueciade Brömsebro con Dinamarca y su participación en los Tratados de Westfalia, convirtiendo a su país en una gran potencia. Como defectos a su política estaban un excesivo derroche de las arcas públicas, lo que provocó una crisis financiera en Suecia que disminuyó su popularidad. En 1654 renunció a su trono en favor de su primo Carlos Gustavo, que se convertiría así en el Rey Carlos X Gustavo. Entre las razones que se esgrimen para su abdicación las más importantes fueron su negativa a casarse, impidiendo así la línea sucesoria, y su deseo de convertirse a la religión católica. Tras su abdicación viajó por toda Europa, muchas veces disfrazada de hombre, y finalmente se estableció en Bruselas (Bélgica). Años más tarde se convirtió al catolicismo y pasó por Italia y Francia. En la ciudad francesa de Fontainebleau, donde fijó su residencia, se produjo uno de los hechos más traumáticos de su vida: el 10 de noviembre de 1657 su amante, el marqués de Monaldeschi, fue asesinado (se dice que por orden de la reina). El crimen provocó un escándalo y Cristina volvió a Roma para seguir cultivando su amor por el arte y su coleccionismo de esculturas. Allí moriría, en Roma, a los 63 años. En 1933 se realizó una película sobre ella, cuya protagonista fue Greta Garbo.

1 comentario:

László dijo...

Dios, dónde está tu referencia? De dónde sacaste la información? Libro? Revista? Internet? Por favor, así nadie tiene la entrada consultar algo por encima. Gracias

Un estudiante.